Loading...

sábado, febrero 09, 2008

HISTORIAS DE LA VIDA




Me he encontrado en el foro de la página Web de Soncillo, este relato de Carlos López, que por su interés humano y por la cercanía hacia la familia Diez – Peña, tengo a bien publicar en mi blog.

Soy consciente, de que la guerra civil generó autenticas brechas entre familias, amigos y vecinos. Pero posiblemente recordar algunas de estas historias, conseguirá que las mismas no se repitan y que los mas jóvenes adquieran conciencia de las muchas penurias que tuvieron que atravesar sus mayores.


Relato de Carlos López

Esta es una historia que me han contado y me ha impactado por su humanidad sobre Florentino Diez: Natural de Castrillo (Burgos)


Siendo muy joven emigró junto con un hermano a Francia, tras muchos sacrificios y vicisitudes, aprendió un oficio de Chofer mecánico.Fue entonces cuando pensó poner un negocio en su tierra, como el que funcionaba en Francia, entonces mucho más adelantada cultural y económicamente que España. El negocio se componía de pequeños hoteles y servicio de taxis.


Volvió y se instaló en Soncillo. De una gran casa hizo un hotelito "Fonda Florentino" y un local lo dedicó a garaje para guardar los vehículos, llegó a tener cinco, de esta forma ofrecía servicio de taxi y el transporte desde el tren (Estación de Soncillo) y al viajero que lo necesitase, le ofrecía alojamiento en la Fonda, un negocio próspero y totalmente nuevo en aquellos lugares.


Contrajo matrimonio con Angelita Peña, una joven de San Martín de Elines(Cantabria), tuvieron cinco hijos Pili, Angelines, Carmina, Carlos y José Mari.


Todo les iba de maravilla hasta que llegó aquella horrible guerra civil, que dividió familias y separó hermanos con odio, La guerra de las dos Españas.


Florentino trajo de Francia unas ideas liberales y adelantadas, a un país demasiado conservador y atrasado, por esto y también por bastante envidia fue encarcelado y expoliado todos sus bienes, dejando a la familia en la ruina.

De todo esto se beneficiaron muchos que él los tenia por amigos y principalmente un pariente cercano ,que fue el que más se aprovechó.


Mientras Florentino estaba en la cárcel, su mujer con muchas penurias sacó a sus hijos adelante durante siete años, cuando Florentino quedó en libertad, como eran un matrimonio trabajador, volvieron a su negocio y este remontó, pero la mala suerte se cebó en ellos, a los poco años padeció Florentino una trombosis, que le dejó postrado en una silla hasta el fin de sus días.

Siguieron con el negocio que mas tarde su hijo José Mari se hizo cargo, el cual aumentó con taller mecánico, ambulancia y servicio funerario, el primero en la zona, en la actualidad sigue el negocio familiar su nieto Carlos.


Con este relato quiero hacer un pequeño homenaje a un hombre bueno, honrado y trabajador y a su abnegada esposa y buena madre que siempre permaneció a su lado. La vida no les fue generosa.


Espero que les haya gustado y tenga a bien publicarla para saber la historia de esta persona.


Un abrazo y hasta otra

sábado, febrero 02, 2008

CARNAVAL Y TORREJAS




Feliz carnaval para todo el valle.


Me he animado y he preparado esta hermosa fuente de torrejas, he roto la receta tradicional, pues he utilizado pan de molde especial para torrejas y como en la familia alguno no puede pasarse con el azúcar, he utilizado fructosa.
De todas las maneras, están para chuparse los dedos.


Lo dicho FELIZ CARNAVAL.